sábado, 6 de junio de 2009

historia de una desvirgacion



Hola : mi nombre es maru y les voy a contar un secreto que durante años estuvo guardado en un lugar muy profundo de mi cuerpo

La historia de mi primer orgasmo.

Todo empezó donde menos lo imaginaba, en uno de esos embolates paseos escolares.

Esa mañana llovía a cantaros y me había levantado re cansada y para mi sorpresa tenia que ir a una excursión, así que me “vestí”, busque pero en mi casa no había Paraguas, asi que me fui a colegio.

Esa mañana me cague de frío esperando el 69, apoyada sobre el caño de la parada.

Antes de entrar al colegio coji un cigarrillo de mi cartera, lo fume, y entre, toda mojadita al colegio sintiendo decenas de miradas, deseosas.

Yo estaba echa una perra con mi uniforme de colegiala recortado con una tijera,

Una remara escotada y una tanguita muy, muy coladita, sexi, pero cagada de frío.

Al entrar aula todos elogiaban mis pechos, decían que eran jugosos,

Que los deseaban y me ofrecían dinero a cambio de una “turca”, yo no entendía mucho

Pero sabía lo que quería, quería mi primer orgasmo fuese ultra sensorial.

Partimos en el micro de la escuela y se sentó a lado mi preceptor luis, que era cariñoso

pero sentía que no me satisfaceria tanto como Rogelio el conductor del micro,

Como me calentaba cuando lo veía arreglar el micro todo grasiento. Pero no el no.

A pesar de ser virgen había violado con la mente a todos los hombre del micro.

Tarde pero seguro llegamos. a una granja, donde había caballos, yeguas,

Pollos y todo tipo de animales, y no llevaron a una visita guiada, , muuy aburrida,

yo quería a algo mas Power así que me aleje del grupo y me acerque a un hombre que estaba ordeñado una vaca

Parecía triste, y le pregunte,

-que te pasa primor.

-mi mujer me engaña

-no pasa nada (le digo acercando mis senos a su cara)

-Salí nena, me vas a meter en un quilombo

- yo soy una diabla, si queres vos tanbien la podes hacer cornuda.

-bueno, con carpa vamos al establo,

-ok, y para que la leche.

-vas a ver nena, vas a ver.

Haci que fuimos al establo me agarre de un caño y le hice un baile erótico

Que leche que tenia ese hombre. Hicimos el amor salvajemente, y el lugar era tan grande que mis gemidos se perdían en el campo.

Pero de un momento a otro, se empieza a mover la puerta del establo

¿Alguien escucho mis gemidos?, ¿el preceptor Luis? Estoy muerta, pienso. no, era Rogelio, el conductor del micro, que entraba con la pija parada y enjabonada diciendo:

Toma negra, pa que tengas y pa que guardes,

Cogimos toda la noche, nos frotamos leche por todo el cuerpo , nuestros gritos alteraban a los animales,

Y cuando alcance el primer orgasmo (mi primer orgasmo) estaba bajo la lluvia mirando las estrellas

A la mañana siguiente, pedí un remis y me fui a mi casa.

Que noche orgásmica.

Después de esa gran noche, seguí viendo a Rodolfo, pero a aquel hombre lúgubre, no nunca mas lo vi. Cojo todos los días con gente que a penas conozco

Díganme ninfomanía, pero lo disfruto


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada